Cuento colaborativo

Los alumnos y alumnas de 1.º y 2.º de Primaria de Pinsoro (y Ainara, de 4.º) han ideado un cuento colaborativo. Todos han participado en la lluvia de ideas para obtener este bonito relato.

 

El árbol viejo

Érase una vez un árbol muy viejo que estaba en el bosque de Pinsoro.

Desde donde estaba podía ver animales y un lago. Él estaba a gusto allí. Sentía alegría, calma, pero también tristeza porque no tenía amigos.

Unos obreros querían cortarlo para hacer leña, fabricar papel… Y es que en la escuela se acababan los folios.

Un día el árbol sintió unas vibraciones: era la excavadora de los obreros.

Dos niñas de la escuela, que estaban por ahí vieron lo que iba a suceder. Decidieron ir a avisar a los demás niños, que estaban en un parque jugando.

Una de las alumnas sabía magia porque tenía en casa un libro de conjuros, y es que su madre era una bruja buena.

La niña dijo: “Abacur, pata de elefante, moscas y mosquitos. ¡Cuatro patas que le salgan al arbolito!”

Entonces, efectivamente, le crecieron cuatro patas al árbol, que se fue corriendo.

Tanto corrió que llegó a una isla toda de oro. El árbol allí encontró a otro árbol, se enamoraron y tuvieron arbolitos pequeños.

FIN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: